Iba caminando por la calle en la noche venia del trabajo y vi un gatito de un árbol, no se podía bajar y maullaba mucho, y fue y lo llame y se bajo solo aunque con miedo, luego me siguió hasta la casa camino mucho, le tenia miedo a los carros, llegue a la casa y le di jamón, solo se comió 2 tiras de jamones, no tenia mucha hambre. Lamentablemente no pudimos tenerlo en casa, así que lo sacaron. En la mañana siguiente, prendimos la camioneta y se empezaron a oír los maullidos, se había metido en el motor de la camioneta, lo tuvimos que sacar. Luego lo llevamos de donde me siguió. Lo baje del carro pero al subirme me seguía, luego lo deje mas lejos y corrí pero ya no me seguía, solo se me quedaba viendo. Me hubiera gustado adoptarlo pero no se pudo en la casa
Anuncios